la vida no se mide por las veces que respiras si no por los momentos que te dejan sin aliento

lunes, 17 de enero de 2011

Una leve sonrisa acompañada de una lagrima.

porque aunque, si con el tiempo el dolor disminuye y las veces en el que lo recuerdas es menor, que cuando dices su nombre no rompes a llorar entre millones de recuerdos, como te ocurría hasta hace poco, porque sigues con tu vida normal como si nada hubiera pasado diciendo al mundo ya esta, ya pasó. Pero en verdad yo creo que nunca acaba, nunca dejas de recordarlo y ojala sea así aunque joda tantisimo. De lo único que me arrepiento es de no haber estado las 24horas al lado suyo y decirle el ultimo adios...

2 comentarios:

Ayelén dijo...

Sabes que lo disfrutastes , nunca hay que decirle a nada ni a nadie un Adiós, sino un Hasta luego, siempre te acompañará , y el te estará eternamente agradecido, tu formaste parte de él.

Petter Pan dijo...

Gracias :)